Ananda Yoga International

Cinco prácticas para no perder la cabeza

¡Llegaron las fiestas de diciembre! Para algunos, esta época del año puede ser extremadamente estresante. Independientemente de tus creencias; ya sea que celebres el nacimiento de Jesús, el Solsticio de Invierno o Verano (para el Hemisferio Sur) u otra cosa, diciembre puede resultar abrumador y estresante.

Pero, con un toque de preparación y un poco de yoga, descubrirás que esta época del año no tiene por qué ser la bolsa de estrés que fue en el pasado. Aquí tienes cinco prácticas en que el yoga te mantendrá cuerdo durante estas fiestas:

 

1. Encuentra tu mantra:

El mantra es una antigua práctica meditativa en la que repites una palabra o frase simple para manifestarla en tu vida.

Puede ser tradicional, como una palabra en sánscrito, frase o canto, con sus propios significados y filosofías.

También puede ser personal, una frase simple en tiempo presente que refleje algo que deseas en tu vida.

Elige tu mantra, tómate el tiempo para pensar en tu mayor deseo para el período festivo y repítelo cuando te sientas estresado.

2. Elige solo una cosa de yogui para hacer durante la próxima semana:

Simplifica tu práctica de yoga durante las semanas ocupadas eligiendo una sola cosa. Puede ser una práctica de atención plena, una postura diaria o una práctica de respiración.

Evita abrumarte con una secuencia complicada y simplemente incluye pequeños momentos de yoga en tu rutina diaria.

3. Respira:

Utiliza la respiración profunda e intencional para aliviar el estrés.

Haz una pausa en tu ajetreado día, expira completamente y luego inhala profundamente por la nariz, manteniendo la respiración por uno o dos segundos.

Suelta el aire con otro suspiro. Repite esto varias veces para promover la relajación.

4. Postura del Niño:

Una postura muy efectiva para reducir el estrés. No necesitas una esterilla de yoga, solo un pequeño espacio y cinco minutos.

Hay muchas variaciones: con las rodillas juntas y los brazos hacia atrás (como en la foto), con rodillas separadas para que abdomen y pecho se coloquen entre los muslos, con los brazo extendidos y relajados, con la frente en el suelo o sobre un cojín, o apoyando los codos con la cabeza colgando entre los hombros. Prueba las diferentes versiones y escoge la que mejor te acomode.

Balasana, postura del niño
5. Postura del León:

Si la postura relajante del niño no es suficiente, prueba la Postura del León.

Comienza sentándote sobre los talones con las manos en el suelo o en una silla con las manos sobre los muslos. Abre la boca y estira la lengua hacia tu barbilla tanto como puedas. Dirige tu mirada hacia el centro de tus cejas. Inhala por la nariz y, mientras exhalas por la boca, haz el sonido ‘ahhh’. Para lograr el efecto completo del ejercicio, prueba a rugir como un león. Repite este proceso varias veces.

 

Estas prácticas simples de yoga pueden marcar la diferencia en cómo gestionas el estrés durante la temporada navideña. Ya sea que te enfrentes a dinámicas familiares desafiantes, a un horario ocupado o a preocupaciones financieras, integrar estas prácticas conscientes puede ayudarte a navegar la temporada con mayor facilidad y alegría.

Fuentes:

1 . https://www.paradiseyoga.com.au/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *