Ananda Yoga International

Descubre las posturas de yoga

¿Qué son las posturas de yoga?

Las posturas de yoga, también conocidas como “asanas”, son las posiciones físicas que se practican en el yoga. Siendo esta la más conocida de las ocho ramas del yoga. Estas posturas pueden variar desde simples estiramientos hasta poses más elaboradas que requieren condiciones particualres de fortaleza, flexibilidad y equilibrio. Las posturas de yoga se combinan con la respiración consciente y la atención plena para crear una práctica holística que beneficia tanto al cuerpo como a la mente.

Tipos de posturas de yoga

Algunas de las posturas comunes de yoga incluyen:

  • Posturas de pie: Éstas se realizan parados, entre ellas: Tadasana (postura de la montaña), Utthita Trikonasana (postura del triángulo extendido) y Virabhadrasana (postura del guerrero).
  • Posturas de flexión hacia adelante: Éstas implican doblar el torso hacia adelante desde la cadera, entre ellas: Uttanasana (postura de la pinza de pie) y Paschimottanasana (postura de la pinza sentada).
  • Posturas de extensión de columna: Éstas implican arquear la espalda hacia atrás, entre ellas: Bhujangasana (postura de la cobra) y Ustrasana (postura del camello).
  • Posturas de extensión lateral: Éstas implican inclinarse hacia un lado, entre ellas:  Ardha Chandrasana (postura de la media luna) y Parighasana (postura de la puerta).
  • Posturas de torsión: Éstas implican girar el torso, entre ellas: Ardha Matsyendrasana (postura de torsión sentada) y Parivrtta Trikonasana (postura del triángulo torcido).
  • Posturas de equilibrio: Éstas implican mantener el balance en una sola pierna u otras posiciones desafiantes, entre ellas: Vrksasana (postura del árbol) y Bakasana (postura del cuervo).
  • Posturas de inversión: Éstas implican elevar las piernas por encima de la cabeza, entre ellas: Sirsasana (postura de la cabeza en el suelo) y Sarvangasana (postura de la vela).

Las posturas más comunes en el Yoga

Tadasana (Postura de la montaña):

Es una postura de pie básica en la que te colocas erguido con los pies juntos y los brazos a los lados del cuerpo. Ayuda a mejorar la postura, fortalecer los músculos de las piernas y mejorar el equilibrio.

Para poder realizarla un resumen es:

  • Colócate de pie con los pies juntos o ligeramente separados.
  • Alinea tus pies y asegúrate de que estén estables en el suelo.
  • Mantén las piernas rectas pero no bloqueadas, y la columna vertebral erguida.
  • Relaja los hombros y deja que los brazos cuelguen a los lados del cuerpo, con las palmas giradas hacia el frente.
  • Mantén la postura mientras respiras conscientemente durante varios ciclos.

Adho Mukha Svanasana (Postura del perro boca abajo):

También conocida como “perro hacia abajo”, es una postura que implica una posición de flexión hacia adelante con las manos y los pies en el suelo, formando una ‘V’ invertida con el cuerpo. Esta postura estira y fortalece el cuerpo, mejorando la flexibilidad y la circulación, además de calmar la mente.’

Para realizarla sigue estos pasos:

  • Comienza en una posición de cuatro patas.
  • Levanta las caderas hacia arriba y hacia atrás, apoyando manos y pies.
  • Forma una V invertida con tu cuerpo.
  • Estira la espalda, los hombros, en prioridad, y las piernas, opcional.
  • Respira profundamente y mantén la postura.
  • Para salir, flexiona las rodillas y baja hasta que toquen el suelo.

Balasana (Postura del niño):

Esta postura implica arrodillarse en el suelo y sentarse sobre los talones, luego se inclina hacia adelante con los brazos extendidos hacia delante o hacia los lados, descansando la frente en el suelo. Una variación de esta postura se hace llevando las caderas tan cerca como sea posible de los talones, se apoya, los codos en el suelo y se cuelga la cabeza. Balasana es una postura de relajación que estira la espalda, los hombros y el cuello, y ayuda a aliviar la tensión y el estrés.

Se realiza de la siguiente forma:

  • Colócate en el suelo con las rodillas separadas y los pulgares de los pies lo más cerca posible.
  • Dobla el torso hacia adelante y baja las caderas hacia los talones.
  • Extiende los brazos hacia adelante o déjalos a lo largo del cuerpo. También tienes la opción de quedarte sobre los codos. 
  • Descansa la frente en el suelo o en un soporte si no llegas o la dejas colgar.
  • Respira profundamente y relájate en la postura durante varios minutos.
  • Para salir, lleva el peso hacia las manos y levanta el torso.
Balasana, postura del niño

Virabhadrasana I (Postura del guerrero I):

Esta postura implica una posición de pie con una pierna doblada hacia adelante en un ángulo de 90 grados y la otra pierna estirada hacia atrás, con los brazos levantados por encima de la cabeza. Virabhadrasana I fortalece las piernas, los brazos y el torso; también ayuda a mejorar el equilibrio y la concentración.

La forma de realizarla es:

  • Comienza de pie en Tadasana.
  • Da un paso largo hacia atrás con una pierna.
  • Dobla la rodilla de la pierna delantera hacia los 90 grados.
  • Extiende los brazos por encima de la cabeza, sin levantar los hombros.
  • Mantén la mirada hacia arriba o el frente, en caso de molestia en el cuello.
  • Alarga el cuerpo sintiendo el estiramiento desde la cadera hasta las manos.
  • Mantén la postura y la respiración.
  • Repite en el otro lado para equilibrar.
virabhadrasana 1, postura del guerrero 1

Savasana (Postura del cadáver):

Esta es una postura de relajación en la que te acuestas boca arriba con los brazos y las piernas extendidos, los ojos cerrados y la respiración tranquila. Savasana es una postura meditativa que ayuda a relajar el cuerpo y la mente, reducir el estrés y mejorar la concentración.

Para poder realizarla de la mejor forma debes seguir estos pasos:

  • Acuéstate boca arriba en el suelo.
  • Extiende las piernas y los brazos a los lados del cuerpo.  Las palmas de las manos miran hacia arriba.
  • Relaja todo el cuerpo y cierra los ojos.
  • Respira profundamente al inicio, luego de forma natural.
  • Mantén la postura por lo menos 3-5 minutos.
  • Para salir, comienza a mover suavemente dedos y pies, luego flexiona las rodillas y gira hacia un lado antes de incorporarte lentamente.
Savasana, postura del cadáver

Estas son solo algunas de las muchas posturas de yoga que existen. Cada una tiene sus propios beneficios físicos y mentales, y pueden adaptarse según las necesidades y capacidades individuales. ¿Te gustaría saber más sobre alguna de estas posturas o explorar otras? Ven a tomar una clase con nosotros mientras estés de visita en Punta Cana; sino puedes disfrutar desde la comodidad de tu hogar. Será un placer guiarte en una práctica de Yoga y ayudarte a descubrir o expandir sus multiples beneficios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *