Ananda Yoga International

El poder de las especias: El Azafrán

Beneficios del azafrán para la salud

Extraído de los delicados estigmas de la flor Crocus sativus, el azafrán era apreciado por faraones egipcios, sabios griegos y reyes romanos, utilizándolo tanto en la cocina como en la medicina. Estudios recientes están arrojando luz sobre por qué nuestros antepasados solían comparar el valor del azafrán con el del oro.

Diversas investigaciones sugieren que este condimento ofrece una amplia gama de beneficios para la salud, que incluyen mejora del estado de ánimo, reducción de los antojos alimenticios y mejoría en la capacidad de aprendizaje y la memoria. El azafrán puede proporcionar un importante apoyo a la respuesta inmunológica natural del cuerpo. Además, el crocetin presente en el azafrán ha mostrado efectos en la función del sistema nervioso central.

Según el Ayurveda, se considera al azafrán como el alimento más poderoso para nutrir el ojas, que se traduce como “inmunidad” o “vitalidad”. Esta sustancia, tan rara y preciosa como el oro mismo, es producida a través de los procesos digestivos más sutiles.

Una especia para todas las estaciones

La planta Crocus sativus, de la cual se obtiene esta preciada especia, es un bulbo que se cosecha en otoño. Tras la cosecha otoñal, el azafrán se guarda como la mayoría de las especias, para ser utilizada en la cocina durante el invierno, la primavera y el verano, convirtiéndose así en una especia para todo el año.

Es importante tener en cuenta un detalle crucial: se requieren alrededor de 160,000 flores de crocus para obtener cerca de una libra de azafrán, lo que hace que este sea costoso, entre $10-$20 el gramo.

La buena noticia es que con el azafrán, menos es más. El crocetin, un componente natural que le otorga al azafrán su color y algunas de sus propiedades saludables, tiene la sorprendente capacidad de teñir líquidos con un amarillo intenso hasta 150,000 veces su propio peso. Una pequeña cantidad es suficiente para una dosis tradicional que ayuda a fortalecer el cuerpo. 

Otros componentes beneficiosos del azafrán son el safranal y el crocin, pertenecientes a la familia de los carotenoides o vitamina A, que han demostrado fortalecer la respuesta inmunológica del cuerpo frente a microbios extraños. Tal vez la razón detrás de la vasta evidencia científica sobre los beneficios del azafrán sea su capacidad para incrementar la difusión de oxígeno en el plasma sanguíneo, especialmente en los pulmones y el cerebro.

Durante la primavera, consumir 30 mg (aproximadamente 1 cucharadita) de azafrán reduce los antojos en un 55%, según un estudio, y nos ayuda a mejorar la capacidad para quemar grasa. La quema de grasa no solo contribuye a la pérdida de peso, sino que también nos ayuda a desintoxicarnos y a estabilizar nuestros niveles de azúcar en sangre y estado de ánimo. El azafrán también ha demostrado apoyar la estabilidad emocional en momentos de estrés y durante el ciclo menstrual, así como mejorar la función cognitiva, probablemente debido a su capacidad para fortalecer el funcionamiento saludable de las células nerviosas.

El azafrán es una de las especias más poderosas que podemos tener en nuestra cocina, pero lamentablemente muchos de nosotros tendemos a olvidarlo. A pesar de su costo, vale la pena hacer un esfuerzo consciente para incorporar el azafrán regularmente en nuestras preparaciones culinarias y así aprovechar al máximo sus beneficios.

Fuentes:

1 .https://lifespa.com/health-topics/weight-management/move-saffron-to-medicine-cabinet/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *