Ananda Yoga International

Los Doshas o Constituciones del Ayurveda

Photo by Gemma Chua Tran on Unsplash

Nuestras características únicas o prakriti nos definen en el ámbito del Ayurveda. Mediante la manifestación de los cinco elementos en el cuerpo se forman tres tipos de constituciones o doshas. En los tres doshas (vata, pitta, kapha) se representan los cinco elementos: éter, aire, agua, fuego y tierra. Estas tres fuerzas se manifiestan en proporciones diferentes en cada individuo, creando así características particulares en el físico, la fisiología, las tendencias mentales y emocionales; también se observan gustos diferentes y respuestas distintas al medioambiente y los alimentos. Todos tenemos algo de cada dosha, pero las características más presentes crean dominancia de un dosha, con frecuencia de dos y menos común de los tres en proporciones casi idénticas.

Al entender tu constitución dóshica, puedes obtener una buena comprensión de tus fortalezas y debilidades, tu personalidad y de los mejores hábitos de estilo de vida para mantener un estado de salud óptimo y vivir de manera armoniosa y equilibrada.

VATA

El dosha vata representa los elementos de éter y aire, en el cuerpo gobierna todos los movimientos, incluida la respiración, los latidos del corazón y todas las funciones corporales y del sistema nervioso. Cuando el dosha vata está en equilibrio, la persona manifiesta creatividad, adaptabilidad, vitalidad y elocuencia. Si está en desequilibrio, por haber exceso de aire en el cuerpo, el miedo y la ansiedad pueden presentarse fácilmente. Estreñimiento, piel seca, crujido de articulaciones, insomnio, tics nerviosos y temblores también son manifestaciones de exceso de vata.

Las personas vata aman el movimiento; son rápidos en sus pies y les encanta poner a prueba sus límites. Los dominantes vata tienden a ser delgados y altos para adaptarse a su necesidad de velocidad. Les encantan los climas cálidos y se sienten muy incómodos con el frío o el viento. Tienen mucha energía, pero por poco tiempo. Tienden a esforzarse demasiado y se cansan, incluso se agotan. Las personas vata tienen mentes aceleradas debido a su tendencia a vivir la vida rápidamente y, por lo general, no se percatan con facilidad cuándo deben reducir la velocidad. Los dominantes vata son muy impulsivos y espontáneos, pero no responden muy bien al estrés.

Para mantener tu vata dosha en balance implementa una rutina, puede sonar aburrido para algunos, pero es indispensable para el equilibrio de la persona vata. Privilegia el calor en las comidas y el medioambiente, cultiva la serenidad y la nutrición apropiada de tu cuerpo y mente. Nutre tu piel a diario, si es posible, con aceite de sésamo o una mezcla de aceites especial para vata. Favorece los alimentos con sabor natural dulce, agrio y salado. Incluye en tu rutina ejercicios suaves de preferencia al aire libre.

PITTA

El dosha pitta representa los elementos fuego y agua. En el cuerpo, pitta controla metabolismo, temperatura del cuerpo, digestión y asimilación. Los dominantes pitta suelen tener un buen sistema digestivo, buen apetito, carisma, una mente ingeniosa y enfocada cuando están en equilibrio. Si el pitta dosha está en desbalance, hay demasiado fuego en el cuerpo, puede haber erupciones cutáneas, acné y mal genio. Celos, acidez, heces sueltas, migrañas, moretones, hambre aguda, metabolismo hiperactivo también son manifestaciones de exceso de pitta.

Las personas pitta gozan de confianza en sí mismos, excelente condición física y gran inteligencia. Poseen una alta capacidad de concentración y enfoque para lograr sus objetivos y son estupendos empresarios. No se muerden la lengua y su confianza los lleva lejos en la vida. Son líderes excepcionales, pero cuando están en desbalance pueden parecer algo (¡bastante!) dominantes y exigentes. Hacen todo en la vida al extremo y dan el ciento cincuenta por ciento en todo lo que hacen. Pueden parecer un poco rígidos, pero su concentración y fuerza de voluntad los lleva a alcanzar sus metas. A las personas pitta les encanta mostrar su talento y tienen una disposición competitiva por naturaleza.

Para mantener tu pitta dosha en balance evita el exceso de calor en las comidas o el medioambiente, privilegia las horas más frescas del día, así como los alimentos más refrescantes. Suelta un poco del control sobre las cosas, entrégate de vez en cuando a lo que pueda venir. Y trata de actuar con moderación en todo lo que haces para contrarrestar tu tendencia a dar el máximo. Nutre tu piel regularmente con aceite de coco o una mezcla de aceites especial para pitta. Favorece los alimentos con sabor natural dulce, amargo y astringente. Tómate una pausa de dos a tres minutos de vez en cuando para respirar lenta y profundamente.

KAPHA

El dosha kapha se compone de los elementos tierra y agua. Kapha representa todo lo denso en nuestro cuerpo: lubricación, huesos, dientes y músculos. En equilibrio, la disposición de las personas kapha es lenta, pero segura (constante), equilibrada, sólida y afectuosa. Si el dosha kapha está en desbalance, dominado por el peso de la tierra, las personas pueden volverse malhumorados, demandantes de atención, dependientes y depresivos. Apego, codicia, resistencia al cambio, falta de motivación, pesadez en la mente y el cuerpo, sueño excesivo, congestión, retención de agua son manifestaciones de exceso de kapha.

Las personas kapha tienen un gran corazón, muestran compasión, afecto y comprensión a todos los que conocen y no tienen miedo de demostrarlo. Piensan antes de hablar, por lo que su discurso puede parecer un poco lento, pero no dejan que su lengua se apodere de ellos, teniendo una conversación clara. Los Kapha tienen un enfoque de la vida relajado y tolerante, y no hay mucho que les moleste. Disfrutan de un ritmo de vida más lento y necesitan con frecuencia un tiempo para relajarse. Tienen energía de larga duración porque van despacio, así también puede ir su digestión si descuidan su dieta y hábitos de ejercicio. Son propensos a una constitución más pesada y a tener sobrepeso. Tienen piel y cabello suaves, ojos grandes y cálidos y una voz suave. Las personas normalmente se sienten cómodas a su alrededor debido a su comportamiento amoroso y tranquilo.

Para mantener tu kapha dosha en balance necesitas mantenerte activo con ejercicio, recibir estimulación visual y auditiva para agilizar tu mente, privilegia comida y medioambiente seco y caliente. Come en cantidades moderadas y favorece los alimentos con sabor natural picante, amargo y astringente. Nutre tu piel regularmente con aceite de mostaza, maíz o sésamo o una mezcla de aceites especial para kapha.

Toma un test para establecer tu dosha y recibe una lista de consejos para mantener tu constitución natural en balance. Descubre otros productos para mantener tu dosha dominante en balance: vata, pitta, kapha, para el equilibrio general recomiendo el uso regular de triphala.

El Ayurveda tiene como objetivo lograr la salud y longevidad a través del aprendizaje sobre nuestro cuerpo y constitución única. Para mantener tu energía en equilibrio, es muy importante hacer elecciones adaptadas en tu estilo de vida.

Por:
Yira Carrasco-Kemlin
RYT500, E-RYT200, YACEP, AYS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *