Ananda Yoga International

Nutre el Amor Propio y la Piel con Ayurveda

A medida que uno profundiza en el Ayurveda, se convence cada vez más de su sabiduría atemporal. En la India, la práctica del masaje diario con aceite, arraigada durante al menos 3000 años, continúa hasta hoy. La ciencia moderna ha comenzado a respaldar este antiguo ritual, demostrando que el contacto físico, como el masaje, aumenta la producción de oxitocina, una hormona esencial para la salud física y emocional.

Las comunidades longevas son un testimonio vivo de la importancia de los lazos sociales y las relaciones amorosas en nuestra salud y bienestar. Estas comunidades suelen tener conexiones sólidas y relaciones amorosas duraderas, lo que contribuye a niveles elevados de oxitocina. Esta hormona desempeña un papel crucial en el fortalecimiento de la confianza, la seguridad y el vínculo emocional en las relaciones.

La oxitocina, conocida como la hormona del vínculo, se libera durante el parto y el contacto afectuoso, fortaleciendo los lazos familiares de por vida. El masaje, por ejemplo, ha demostrado aumentar los niveles de oxitocina y reducir las hormonas del estrés.

Esta hormona también tiene un impacto en la microbiología de la piel, lo que mejora la salud cutánea y el equilibrio hormonal e inmunológico. Curiosamente, las expresiones faciales negativas, como el miedo o la ira, pueden disminuir la producción de oxitocina y afectar tanto la expresión genética como la producción hormonal.

La investigación también sugiere que la oxitocina puede influir en la forma en que percibimos a nuestra pareja, aumentando el apego y la satisfacción en las relaciones románticas. En resumen, el Ayurveda nos enseña la importancia de mantener conexiones significativas y afectuosas en nuestras vidas, no solo por nuestro bienestar emocional, sino también por nuestra salud física y longevidad.

La respuesta de la piel exterior al masaje con aceite

La piel, nuestro mayor órgano sensorial, está constantemente expuesta a diversos estímulos, desde el tacto hasta los cambios ambientales. Aplicar aceite de masaje puede calmar más de 20 millones de receptores nerviosos en la piel, brindando alivio y relajación en cuestión de minutos, promoviendo un equilibrio interno.

Además, la aplicación regular de aceite en la piel puede favorecer un microbioma cutáneo saludable, nutriendo a los microbios que se alimentan del sebo secretado por la piel. Esta práctica antigua del masaje diario con aceite puede tener beneficios profundos para la salud de la piel, que aún estamos empezando a comprender.

La incorporación de aceites en la piel durante un masaje regular no solo fortalece la función protectora de la piel, sino que también:

  • Proporciona un entorno beneficioso para los microbios que la habitan.
  • Ayuda a equilibrar el sistema nervioso y la energía vata.
  • Calma los numerosos nervios sensoriales del cuerpo.
  • Estimula la producción de oxitocina, la hormona vinculada al amor, la salud óptima y la conexión interpersonal.
  • Fomenta la proliferación de microorganismos benéficos que influyen positivamente en el estado de ánimo y la salud física y mental. Se ha evidenciado que el masaje con aceite contribuye a mantener un microbioma cutáneo más saludable. Además, el masaje tiene un efecto positivo en los aspectos emocionales y del ánimo, promoviendo una mayor conciencia corporal y emocional. El aumento de los niveles de oxitocina mediante el masaje también respalda un estado de ánimo equilibrado y positivo.

Respuesta de la piel interna

En Ayurveda, se considera importante no solo cuidar la piel externa, sino también la interna. Una práctica ancestral es el enjuague bucal con aceite, que implica hacer gárgaras con aceite de sésamo o coco durante 5 a 10 minutos en ayunas. Este método ha demostrado disuadir la formación de placa , promoviendo encías sanas y aliento fresco.

Otra práctica ayurvédica es el raspado de lengua, que reduce las bacterias nocivas y los compuestos que causan mal aliento. Según el Ayurveda, esto elimina toxinas que se acumulan en la parte posterior de la lengua, mejorando la respiración y el olor.

Estas prácticas, junto con el masaje y otras técnicas sensoriales, no solo reducen el estrés y equilibran las emociones, sino que también tienen efectos positivos en la salud interna y la expresión genética, demostrando el poder de los sentidos en la salud y el bienestar. Puedes descargar gratis nuestra guía de “Rutina Diaria de Cuidado Personal”

Fuentes:

1 . https://lifespa.com/intro-ayurveda/ayurvedic-philosophy/the-power-of-touch

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *