Ananda Yoga International

Por qué practicamos Yoga

El yoga fue descubierto por los occidentales apenas en el siglo XIX y su interés inicial se centró en sus aspectos filosóficos. La práctica de asanas se popularizó en la primera mitad del siglo XX y experimentó un primer auge a través de Sri T. Kirshnamacharya, quien es conocido como “El Padre del Yoga Moderno”. Desde entonces, muchos estilos de yoga han surgido y su práctica ha generado un gran interés entre los occidentales que buscan aliviar el estrés y la ansiedad de la vida contemporánea.

La enseñanza del yoga tiene un efecto poderoso en la mente y el cuerpo, y su énfasis en la paz mental ha hecho que sea muy atractivo para muchos. La práctica del yoga permite liberarse del miedo al fracaso, del temor al dolor y la resistencia al cambio, permitiendo adquirir flexibilidad de mente y cuerpo. En realidad, la combinación de las asanas con las enseñanzas teóricas, filosóficas y morales de las escrituras yóguicas tienen un profundo efecto en la vida diaria. En resumen, en nuestro mundo, el yoga ha encontrado un terreno fértil para desarrollarse porque es una práctica que ofrece un equilibrio para la mente y el cuerpo.

Mantener una práctica regular de yoga puede brindar beneficios tanto mental como físico. Hay un centenar o más estilos de yoga, pero la mayoría incluye ejercicios de respiración, meditación y posturas. La medicina osteopática también se enfoca en la prevención de la salud y la autocuración natural del cuerpo. La Dra. Nevins, una médica osteopática e  instructora de yoga, afirma que el yoga es una excelente herramienta para mantener la salud debido a sus principios similares a la medicina osteopática. Los médicos de medicina osteopática se enfocan en cómo el estilo de vida y el entorno afectan la salud, en lugar de solo tratar los síntomas.

Investigación científica sobre los beneficios del yoga

Independientemente de tu nivel de experiencia en yoga, si practicas regularmente, puedes sentirte mejor de pies a cabeza. El yoga ofrece beneficios mentales y físicos para personas de todas las edades. Y, si estás pasando por una enfermedad, recuperándote de una cirugía o viviendo con una condición crónica, el yoga puede convertirse en una parte integral de tu tratamiento y potencialmente acelerar la curación.

De esa manera, el yoga puede apoyar el proceso de curación y ayudar a la persona a experimentar los síntomas con más equilibrio y menos angustia. Los Institutos Nacionales de Salud y otras organizaciones importantes a nivel mundial están escuchando y incorporando la validación científica del valor del yoga en la atención médica. Numerosos estudios muestran los beneficios del yoga en artritis, osteopenia, problemas de equilibrio, oncología, dolor crónico y otras especialidades.

1. El yoga mejora la fuerza, el equilibrio y la flexibilidad.

Los movimientos lentos y la profunda respiración aumentan el flujo sanguíneo y calientan los músculos, mientras que mantener una postura ayuda a fortalecer el cuerpo y mejorar la concentración.

2. El yoga ayuda a aliviar el dolor de espalda.

El yoga es tan bueno como el estiramiento básico para aliviar el dolor y mejorar la movilidad en personas con dolor de espalda baja. El Colegio Americano de Médicos recomienda el yoga como un tratamiento de primera línea para el dolor de espalda crónico.

3. El yoga puede aliviar los síntomas de la artritis.

Según una revisión de 11 estudios recientes de Johns Hopkins, el yoga suave ha demostrado aliviar algunas de las molestias en articulaciones sensibles y/o hinchadas en personas con artritis.

4. El yoga es bueno para la salud del corazón.

La práctica regular de yoga puede reducir los niveles de estrés y la inflamación en todo el cuerpo, contribuyendo a un corazón más saludable. Varios de las factores que contribuyen a la enfermedad cardíaca, incluyendo la hipertensión y el exceso de peso, también pueden ser abordados a través del yoga.

5. El yoga te relaja y te ayuda a dormir mejor.

Los estudios muestran que una rutina de yoga antes de dormir puede ayudarte a ponerte en el estado de ánimo adecuado y preparar tu cuerpo para dormir y mantenerse dormido.

6. El yoga puede significar más energía y estados de ánimo más alegres.

Es posible que sientas un aumento de energía mental y física, un aumento del estado de alerta y el entusiasmo, y menos sentimientos negativos después de entrar en la rutina de practicar yoga.

7. El yoga te ayuda a manejar el estrés.

La evidencia científica muestra que el yoga apoya la gestión del estrés, la salud mental, la atención plena, la alimentación saludable, la pérdida de peso y la calidad del sueño.

8. El yoga te conecta con una comunidad de apoyo.

Participar en clases de yoga puede proporcionar un ambiente para la sanación grupal y el apoyo. Incluso durante las sesiones individuales, la soledad se reduce cuando uno es escuchado y reconocido como un individuo único.

9. El yoga promueve un mejor auto-cuidado.

El enfoque en el momento presente y la atención plena que se cultiva a través de la práctica del yoga contribuyen a una mayor auto-comprensión y auto-aceptación, lo que a su vez promueve un sentido más profundo de bienestar y equilibrio emocional.

¿Quieres vivir los beneficios comprobados del yoga? Te invito a probar nuestras clases adaptadas a tu experiencia o necesidades particulares.

 

 

*Fuentes: American Osteopathic Association, Johns Hopkins Medicine.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *