Ananda Yoga International

¿Puede el yoga ayudar a perder peso?

A menudo llegan a nosotros personas que desean perder peso y nos pregunta si el yoga puede ayudarlos. 

Aunque el yoga no evoque las mismas imágenes de una sesión de ejercicios sudorosa, como una rutina de entrenamiento o de agitados bailes, los médicos y entrenadores personales están de acuerdo en que la práctica regular del yoga puede reducir dimensiones y tonificar el cuerpo; mejor aún, trabajar además con la mente y energía para ayudarte a obtener una mejor salud en general. Recuerda, si tu mente está bien, tu cuerpo también lo estará.

La respiración profunda del yoga y sus posturas, a veces lentas, pueden engañar a muchos. Las técnicas de respiración profunda, que calientan el cuerpo desde dentro, ayudan a eliminar toxinas y diluir grasa, también estimulan el sistema linfático y los órganos. Una sesión de yoga suave o de yoga reparador o restaurativo, dos prácticas pasivas, pueden ayudarte a activar el sistema nervioso parasimpático, regulando la respiración, la digestión y las hormonas. Ciertas posturas (asanas) aceleran el metabolismo mediante la estimulación de las glándulas endocrinas que regulan el ritmo metabólico. Cuando se está en sobrepeso hay que poner particular cuidado en evitar lesiones y estas prácticas pueden ser una buena manera de empezar.
Jessamyn Stanley

Calorías quemadas según el estilo de yoga

Hay diferentes estilos de yoga, e independientemente del tipo de movimiento que implique, el yoga quemará calorías. Además, diferentes personas quemarán cantidades variables de calorías haciendo la misma práctica, y esto está determinado por los siguientes factores: el tipo de yoga, la duración e intensidad de la práctica y el ritmo de la clase; pudiendo quemar entre 180 y 600 calorías por hora. Se calcula un rango amplio ya que durante una sesión de Hatha yoga, un estilo que se mueve a un ritmo más lento, la cantidad de calorías quemadas diferirá de una sesión de Hot Yoga o yoga caliente. 
 
Al practicar yoga, la pérdida de peso no debe ser tu meta, busca algún objetivo relacionado, tal como ser capaz de subir las escaleras, o correr con tus hijos sin perder el aliento. Luego, toma nota de tus logros a medida que avanzas. Si tu objetivo es mejorar la salud, cuando la  respiración ha mejorado y la espalda baja se ha fortalecido debido al yoga, incluso si aún no se ha perdido una gran cantidad de libras, debes darte crédito por ello y mantenerte constante. El yoga enseña la conciencia de uno mismo, lo que afecta diferentes áreas de tu vida: hábitos de sueño y alimenticios, por ejemplo, que son importantes para el cambio a largo plazo.

Así que la próxima vez que pienses en bajar de peso, considera seriamente el yoga entre sus posibilidades. Pregunta a tu médico antes de empezar, encuentre una clase que se adapte a sus necesidades y adelante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *